La recompensa oficial  de quince millones de dólares ofrecida contra Maduro es la cuarta más alta en la historia de Estados Unidos por la captura de un criminal internacional. En la lista se encuentra en el primer lugar lo ofrecido por el terrorista Osama Bin Laden.

Funcionarios estadounidenses señalaron a Maduro como líder de la organización narcotraficante Cartel de los Soles, que según dijeron involucraba a políticos de alto rango y miembros del ejército y el poder judicial venezolanos.

Maduro hizo una cadena nacional en la que respondió a las acusaciones:

 

"Prepárense para la furia bolivariana": Maduro responde a las acusaciones de EE.UU.

 

William Barr, el fiscal general estadounidense, denunció que la frontera entre Colombia y Venezuela está siendo controlada por un grupo disidente de las FARC sostenido por Maduro. Barr sostuvo que se estima que entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína son enviadas fuera de Venezuela lo que equivale a 30 millones de dosis letales.