Un nuevo alerta sacude a varias naciones ante el huracán Irma que alcanzó la categoría 5 y que en las próximas horas podría tocar tierra en las Islas de Sotavento (repartidas entre los Países Bajos y Venezuela), con olas de hasta tres metros y vientos feroces. 

De acuerdo a los especialistas, se trata del huracán más potente registrado en el Atlántico en una década y su evolución es seguida minuto a minuto esperando que baje su intensidad ante de alcanzar zonas pobladas. 

 

 

"El huracán Irma es una tormenta grande y que implica riesgo de muerte, y Florida debe estar preparada", aseguró el gobernador, Rick Scott, que declaró la emergencia en los 67 condados de ese Estado. 

 

 

Paralelamente se está gestando una nueva tormenta tropical en el Atlántico que hasta el momento fue denominada José y se teme que pueda aumentar su grado de peligrosidad y siga el mismo camino de destrucción que promete Irma.