La crisis del emporio Facebook no deja de escalar en tensiones y críticas internacionales; ahora su director ejecutivo, Mark Zuckerber,  deberá dar explicaciones ante el Parlamento británico mientras que el responsable de seguridad de la plataforma, Alex Stamos, fue despedido  por discrepancias en la gestión de la trama rusa que tanto afecta a la gestión de Donald Trump en Estados Unidos. 

Investigaciones de The New York Times y The Observer de Londres revelaron que la consultora Cambridge Analytica, una firma de datos políticos fundada por Steve Bannon y Robert Mercer-  un rico donante republicano-, había utilizado los datos de Facebook para desarrollar métodos que podía influir en el comportamiento de los votantes.

Mientras la crisis impacta también a nivel económico, Facebook decidió relevar a su jefe de seguridad, Alex Stamos, tras varios desacuerdos sobre cómo gestionar la actividad rusa en la red social, las llamadas fake news que tanto preocupan a Trump aunque por otros motivos. 

Stamos siempre fue proclive a investigar y divulgar la actividad rusa en Facebook, pese al rechazo de otros altos ejecutivos, entre ellos la directora de operaciones, Sheryl Sandberg, la  actual número dos de la red social.

 

"A pesar de los rumores (de haber sido despedido)", aseguró Stamos  "estoy completamente comprometido con mi trabajo en Facebook"; pero lo cierto es que ya no ocupa el mismo cargo crítico que tenía. 

Las investigaciones 

El Comité Federal de Comercio estadounidense está investigando a Facebook Inc por el uso de datos personales, informó el martes Bloomberg News. La pesquisa estadounidense apuntará a saber si la red social más grande del mundo permitió que la consultora Cambridge Analytica recibiera algunos datos de usuarios de Facebook en violación de sus políticas.

Por su parte, Reino Unido está investigando si Facebook hizo lo suficiente para proteger sus datos después de que un informante dijo que la consultora contratada por la campaña presidencial de Donald Trump accedió de forma inapropiada a los datos de los usuarios para influir en la opinión pública.

Zuckerberg tiene que dar explicaciones 

Una comisión del Parlamento británico citó hoy al fundador y primer ejecutivo de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, para explicar la presunta filtración de datos de más de 50 millones de usuarios. 

El presidente del Comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes, Damian Collins, remitió una carta a Zuckerberg en la que le requiere que comparezca para ofrecer "evidencia oral" sobre el caso que destaparon los diarios "The New York Times" y "The Observer". 

"Es hora de escuchar a un alto directivo de Facebook con la suficiente autoridad para ofrecer una explicación detallada sobre este catastrófico fallo de procedimiento", señala la misiva, dirigida a la sede central de la red social en Menlo Park, en California, Estados Unidos.  El comité parlamentario otorga a la compañía un plazo hasta el próximo lunes para enviar una respuesta a la citación.