Al menos 41 pasajeros murieron y otros 37 resultaron heridos, 9 de ellos de gravedad luego de que un avión ruso debió aterrizar de emergencia porque un rayo cayó sobre la aeronave en pleno vuelo y provocó un incendio en los dos motores.

El avión Sujoi Superjet 100 que este domingo cubría la ruta entre Moscú y Murmansk debió aterrizar en el Aeropuerto Internacional Sheremetievo de la capital rusa.

Según la agencia TASS, el avión llevaba 78 pasajeros y 41 de ellos perdieron la vida en el acto.

El hecho ocurrió unos 40 minutos después de despegar. Tras emitir la señal de emergencia por incendio a bordo, la aeronave se dispuso a aterrizar sin contacto alguno con las autoridades del aeropuerto debido a un fallo técnico. Tras un primer intento, tomó pista a la segunda intentonacon las llamas devorando ya la parte trasera del aparato, precisó la agencia TASS.

 

Дмитрий Смирнов on Twitter