Crece el escándalo en Estados Unidos por las supuestas aventuras del presidente Donald Trump, y mientras aumentan los rumores sobre una posible crisis del matrimonio presidencial, el abogado del mandatario, Michael Cohen, admitió haberle pagado a una actriz de cine porno que anteriormente afirmó haber tenido, en el 2006, una relación sexual con el republicano.

Según publicó este martes el New York Times, el letrado confesó desembolsar de su bolsillo, y “de forma legal”, la suma de 130 mil dólares, los que fueron destinados a Stephanie Clifford, conocida en la industria bajo el nombre de Stormy Daniels. El abogado no precisó los motivos de este pago, aunque aseguró que Trump no le había reembolsado el dinero.

 

 

"Ni la Organización Trump, ni la campaña de Trump participaron en la transacción con Clifford, ni nadie me reembolsó ese pago, ya sea directa o indirectamente", señaló Cohen en su declaración, en la que insistió en que el pago a la actriz de 38 años “no fue una contribución a la campaña o un gasto de campaña por parte de nadie”.

Mientras el pago a Clifford fue revelado a principios de este año por el Wall Street Journal, la Casa Blanca desmintió en su momento toda relación entre Trump y la actriz porno, la que habría ocurrido en el 2006 cuando el magnate era un simple ciudadano pero que ya estaba casado con Melania, quien, cuatro meses antes del supuesto encuentro, había dado a luz a su hijo Baron.

 

 

De acuerdo con el Wall Street Journal, Daniels confesó haber tenido, tras un torneo de golf disputado cerca del lago Tahoe en julio de 2006, contactos sexuales con Trump, quien durante la campaña y desde que es presidente ha sido acusado por múltiples mujeres de acoso sexual en el pasado, hechos que el republicano ha negado enfáticamente.

En este contexto, las declaraciones de su abogado podrían reactivar los rumores sobre la supuesta crisis que atraviesa el matrimonio presidencial desde que estalló este escándalo. De hecho, en enero Melania anuló un viaje a Davos, y días atrás se viralizó un video con el desplante de la exmodelo al mandatario, cuando ambos se dirigían hacia el helicóptero presidencial.