Singapur, Tokio, Londres, Berlín, Dublin, Nueva York y Zurich son algunas de las filiales de la compañía informática Google que se vieron escrachadas por presencia de sus trabajadores en las calles acusando a la empresa de permitir el acoso laboral.

"Los derechos de los trabajadores son los derechos de las mujeres", podía leerse en la pancarta que encabezaba la marcha silenciosa que partió de la sede del gigante tecnológico en el barrio neoyorquino de Chelsea, según reflejó El País de España.

Tras conocerse que el gigante tecnológico protegió al creador de Android, Andy Rubin, después de la denuncia de una mujer los trabajadores coordinaron una protesta con real impacto.

Se trata de una investigación del diario The New York Times, que entrevistó a más de 30 directivos ejecutivos de Google y consiguió documentación probatoria, en la cual se demuestra cómo la firma protegió a Rubin acordando una salida en 2014 por 90 millones de dólares y evitando mencionar la motivación reld e su alejamiento.

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, manifestó que la compañía despidió a 48 personas por mala conducta sexual en los dos últimos años. Sin embrgo, los hechos muestran que la empresa no hizo público que una empleada lo había acusado de forzarla a practicarle sexo oral en un hotel en 2013.

Ted on Twitter
Andrea Russell on Twitter
Cathal Curry on Twitter

 

Google Walkout For Real Change on Twitter