En el día de ayer el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mostró abiertamente su apoyo  a  Hillary Clinton como su sucesora y señaló que  "jamás" hubo alguien "tan calificado" para ocupar el cargo ejecutivo. Inmediatamente el candidato republicano se mostró molesto y planteó que nunca antes un mandatario había apoyado a un candidato bajo investigación, como es el caso de la demócrata. 

 

 

 

Además el magnate planteó que votar a Hillary Clinton es como votar a Obama y aseguró: ¡Él quiere cuatro años más de Obama, pero nadie más los quiere!".

 

 

 

Clinton aprovechó el apoyo de Obama y publicó una seguidilla de tuist con fotos de ella y Obama junto con frases de campaña, incluso en español para atraer el voto latino. Y luego le pidió a Trump que cierre su cuenta y se llame a silencio: