De ahora en más, para el que quiera viajar a Estados Unidos y pida la VISA, las autoridades le podrán pedir a cualquiera que quiera entrar a EEUU los usuarios de sus redes sociales para revisar las actividades de los solicitantes. 

Es un nuevo cuestionario que sacó Donald Trump donde se incluyen preguntas sobre el perfil en Facebook, Twitter y otras redes sociales, además de su historial en los últimos cinco años. 

También podrán pedir direcciones de correo electrónico, números de teléfono e información biográfica como empleos y detalles sobre sus viajes realizados en los últimos 15 años. 

Todos estos datos podrán solicitarlos cuando se necesite "un control más riguroso en cuanto a seguridad nacional", le dijo un funcionario del Departamento de Estado a la agencia de noticias Reuters.

Y las quejas no se hicieron esperar, sobre todo desde instituciones educativas del país. "Nos preocupa mucho que con estas medidas estudiantes internacionales, académicos y científicos no quieran venir a Estados Unidos". 

 

"Si la gente tiene la percepción de que será complicado obtener una visa, no querrán venir", dijo al diario FirstPost Andrea Pietrzyk, consejera de estudiantes internacionales en el Lewis-Clarck State College de Lewiston, Idaho.

En la actualidad, el trámite de visado para un turista puede tomar algunas semanas o meses y en el caso de una autorización de trabajo puede demorar años.

En marzo de este año, con la puesta en marcha de nuevas normativas para endurecer el acceso a visas, el Departamento de Estado le envió a BBC Mundo el siguiente comunicado:

"Tomamos inmediatamente medidas para fortalecer aún más nuestros ya fuertes procedimientos de monitoreo e investigación, que incluyen reconocimiento facial y dactilar y seguimiento antiterrorista interinstitucional, con el fin de identificar con mayor eficacia a las personas que podrían representar una amenaza para Estados Unidos".

Información: BBC mundo