Varios estados de Estados Unidos se preparan para resistir el viento y el frío, en especial el estado de Nueva York cuyo alcalde Bill de Blasio declaró la emergencia local. 

 

 

 

Lagos, ríos y piscinas convertidos en bloques de hielo, carreteras intransitables, supermercados desabastecidos y un manto blanco y silencioso; estas son las imágenes que se repiten en gran parte de Estados Unidos que enfrenta una inédita ola de frío polar que incluso hizo que nevara en la cálida Florida. 

 

Tim McCoy, sentado sobre su piscina congelada en Conway, en Carolina del Sur
Lago Michigan en Chicago, completamente congelado (Olson/Getty Images/AFP)
La nieve se acumula haciendo imposible la circulación
La calle Princess Anne, en Virginia Beach de blanco. Insólito.
Góndolas de supermercado vacías en Boston, Massachusetts
Virginia Beach
Orleans, Massachusetts (Scott Eisen/Getty Images/AFP)
Savannah, Georgia (Joe Raedle/Getty Images/AFP)
Apenas llega a fluir el agua de las Cataratas del Niágara (Reuters)
El río Chicago, convertido en un gran bloque de hielo (Photo by Scott Olson/Getty Images)