Este viernes fue noticia la visita que habilitó el gobierno de facto de Bolivia para que la prensa hegemónica difundiera las imágenes de cómo era la residencia presidencial que construyó el gobierno de Evo Morales para que vivan los presidentes de Bolivia. 

A tal punto que se comparó esa residencia con la de un "jeque árabe". Si bien las fotos dan cuenta de ser un lugar con buenas instalaciones, la comparación es solamente propia de la prensa amarilla. 

En el medio de los ataques sin razón a Morales, el que salió a hablar fue el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa. 

El exmandatario dio en la tecla con su comentario y demostró por qué todo lo que se dice sobre esta historia es "racista".

"Por un instante imaginen si fuera RESIDENCIA PRESIDENCIAL de Argentina, Brasil o Chile. Estarían admirando “sobriedad” y el ambiente de trabajo. Todo el problema es que es Bolivia y un indio. ¡El racismo de las élites y la coprofilia de su prensa!", escribió Correa. Clarísimo. 

 

 

Rafael Correa on Twitter