Dos trenes chocaron entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa, en Barcelona, dejando una persona muerta y más de cien heridos, de los cuales al menos tres están en grave estado. 

El siniestro se produjo a 50 kilómetros de la capital catalana y, según informó Protección Civil, la fallecida sería la conductora de uno de los convoyes que colisionaron, de 26 años.

El presidente del gobierno civil, Pedro Sánchez, usó Twitter para enviar su apoyo a las víctimas: "Todo mi cariño y apoyo para las familias de la persona fallecida y heridos".

 

Protecció civil on Twitter