En medio de la pandemia de coronavirus y a pesar del aislamiento social, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acudió a una manifestación a favor de su gestión acompañado por once ministros.

Desde el Palacio de Panalto, el mandatario destacó la gran presencia de seguidores pese a las medidas de los gobiernos regionales para evitar las aglomeraciones.

 

El mandatario, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que ha llegado a calificar el COVID-19 como una “gripecita”, desatiende las recomendaciones para evitar aglomeraciones tanto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de su propio Ministerio de Salud.

La expansión del coronavirus, que llegó a Brasil en febrero y ya suma más de 230 mil contagios y 15 mil muertes, se produce en medio de otros brotes infecciosos que ya venían preocupando a las autoridades sanitarias.

 

 

Bolsonaro acudió al encuentro con varios colaboradores, entre los cuales once de sus 22 ministros, y dos de sus hijos.

Entre los ministros presentes estaban los de Justicia, André Mendonça; Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo; Educación, Abraham Weintraub; Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes; Energía, Bento Albuquerque; Ciudadanía, Onyx Lorenzoni; Agricultura, Tereza Cristina; Secretaría de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos; y el Secretario General de la Presidencia, Jorge Oliveira.