"Hay algunos cipayos nostálgicos que no deberían acontecer", dijo el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica después de votar en una escuela de Montevideo y pidió a los frenteamplistas mantener la “esperanza” de obtener un triunfo en el balotaje que se celebra este domingo entre el oficialista Daniel Martínez y el opositor Luis Lacalle Pou, quien se perfila como favorito a desbancar a la formación izquierdista Frente Amplio, en el poder desde hace 15 años.

 

“Soy un veterano, pero tengo emociones, mi niñez la jugué en estos barrios”, dijo Mujica al salir del cuarto oscuro. Visiblemente emocionado, encaró a la prensa que lo aguardaba y dijo: “Saludé a un ciclista de mi juventud. Cuando faltaban en la fila. Siento una emoción profunda más allá de lo electoral. No puedo trasmitir las coas que siento porque la memora cuando no está destruida es un rosarios de peripecias, de tropezones, caías, de esperanzas”.

Mujica pidió a sus seguidores mantener la “esperanza y seguir luchando por un paisito mejor, de aquel que nos tocó nacer”.

Según afirmó el exmandatario oriental, “dos palabras valen”: interés y solidaridad. “Si una sociedad solo se refugia en el interés, pobre de nosotros. Pero hay que conjugarla, y eso es lo más difícil”, enfatizó.

Antes de despedirse, Pepe descargó munición política gruesa sobre el ex general del Ejército y senador electo por Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, quien publicó en sus redes sociales un video en el cual urge a los militares no votar por el FA. “Hay algunos cipayos nostálgicos que no deberían acontecer”, le replicó Mujica.

En la primera vuelta, el pasado 27 de octubre, el oficialista Martínez logró un 39,75% de los votos, ante al 30,33% de Lacalle Pou, quien intentará por segunda vez llegar a la Presidencia tras un primer intento fallido en 2014 frente al actual mandatario Tabaré Vásquez, quien finalizará su mandato en marzo del año próximo.

Pese a la victoria del FA en la primera vuelta, el posible giro del electorado se cimienta en las alianzas alcanzadas entre cinco partidos conservadores y de ultraderecha, como el sorprendente Cabildo Abierto de Manini Ríos, más algunos movimientos sociales de izquierda.

Entre el viernes y este sábado miles de uruguayos residentes en la Argentina llegaron en ferrys al puerto de Montevideo o en micros a la terminal Tres Cruces de la capital o cruzaron las fronteras en autos y combis.