Un auto autónomo de Uber atropelló y mató el domingo a una mujer que estaba cruzando una calle fuera de un paso peatonal en la ciudad estadounidense de Tempe, Arizona.

A través de un comunicado, la Policía detalló que la víctima murió en un hospital cercano a causa de las heridas que sufrió en el accidente. Las autoridades también explicaron que el vehículo se encontraba en modo autónomo al momento del choque, mientras que desde Uber indicaron que dentro del auto viajaba únicamente el operador.

Tras el incidente, la empresa anunció la suspensión del uso de autos sin conductor que estaba probando o usando en Tempe, Pittsburgh, Toronto y San Francisco. Uber solo utilizaba vehículos autónomos como parte de su servicio regular de alquiler de coches en Pittsburgh y Tempe. 

No es el primer accidente mortal que ocurre con los autos autónomos de Uber, ya que en Arizona, a mediados de 2016, uno de estos vehículos manejados en “piloto automático” no logró detectar a un camión con zorra que cruzaba contra un cielo brillante, lo que provocó la muerte del conductor, que había estado con las manos fuera del volante durante períodos prolongados, a pesar de las advertencias de no hacerlo.