Janine, esta joven alemana, corre para casarse en el estacionamiento de un cine al aire libre en Düsseldorf. Ésta era la única manera de contraer matrimonio, en tiempos de coronavirus, con todos los invitados sentados adentro de sus autos para poder asistir a la ceremonia.

Philippe, su flamante marido se muestra feliz y comenta que así son las cosas en tiempos de coronavirus cuando hay que ir con barbijo a todos lados. "Pero estamos muy felices por habernos casado, aunque sea en estas circunstancias."

El joven matrimonio, que se quitó los tapabocas para la foto del álbum pero tendrán que aplazar por el momento su luna de miel, dadas las restricciones para viajar impuestas por la pandemia. Un futuro viaje que quizás sea de a tres, ya que Janine está visiblemente embarazada.