Al menos diez personas fallecieron este viernes tras la agresión de cinco personas que pretendían abrir fuego contra una iglesia copta en la capital egipcia de El Cairo. 

El ataque se perpetró en la iglesia de Santa María Mina, ubicada en la ciudad de Helwan, donde cinco hombres pretendían abrir fuego contra la iglesia y detonar explosivos, hecho que sería frustrado por agentes policiales. 

La policía disparó desde un auto en movimiento al ver que el sujeto pretendía entrar al edificio, en el que decenas de personas resultaron heridas. 

 

La comunidad copta en Egipto ha sido víctima de reiterados ataques por parte del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico . 

(EFE)