Parece ser que los rumores que venían circulando por las redes por los mensajes misteriosos que publicaba en su Twitter, Julián Bruno de Los Totora en los últimos días de abril, finalmente se entendieron. El cantante fue echado de la banda sin muchas explicaciones.

Ahora, el vocalista y fundador de la banda con más de 15 años de trayectoria, compartió un fuerte descargo en sus cuentas de las redes sociales. En detalle, el artista aseguró que "sus amigos" y compañeros del grupo de cumbia decidieron desvincularlo por considerar que él no estaba a la altura de la banda en términos musicales. 

"Luego de varios días en los cuales se dijeron muchas cosas y nadie tiene bien claro lo que pasó más allá de los más cercanos, quiero aclarar mi desvinculación de Los Totora. La decisión fue tomada por mis socios 'amigos', quienes consideran que no estoy a la altura de la banda musicalmente", comenzó escribiendo Julián en una carta abierta que publicó el viernes.

 

 

Y siguió: "Gracias a todos aquellos que con mensajes o llamadas, me demostraron todo su apoyo y cariño en este momento difícil y durante todos estos años. Fue una hermosa etapa de mi vida, con un final triste y decepcionante, pero estoy en paz conmigo mismo por haber dado siempre lo mejor".

 

 

La noticia, como era de esperarse, sorprendió a muchos fans del grupo de cumbia en cuestión así como a los seguidores personales de Bruno, quienes le expresaron toda su bronca e indignación.

Dicho esto, Los Totora ahora queda conformado por Juan Quieto en voz; y los hermanos Giorgetti: Juan Ignacio en teclados; Nicolás en bajo y voz; y Santiago en timbales.

Según el diario El Día de La Plata, el cantante en cuestión no fue desvinculado de la banda por no estar a la altura de sus compañeros sino por "irregularidades administrativas que habrían perjudicado" a la agrupación.