Ajarn Noo Kanpai es un monje tailandés que utiliza una barra de acero con agujas quirúrgicas para realizar tatuajes que "protegen" a quienes los llevan en su piel. 

En febrero del 2016, seis meses antes de que Angelina Jolie decidiera separarse de Brad Pitt e iniciar una batalla legal por la tenencia de sus hijos, el matrimonio visitó una vez más al monje y la actriz se tatuó varios símbolos de gran tamaño en su espalda. 

 

 

Pitt por su parte eligió un diseño budista más pequeño que tatuó al costado de su estómago. Según informaron quienes están al tanto de la simbología tatuada por Kanpai,  todos los diseños hechos a Angelina representan la unión con Pitt. 

Kanpai ya había tatuado a Angelina en 2003 y 2004 con este particular y milenario método de agujas. Los tatuajes del monje suelen costar varios miles de dólares ya que además se suponen que tienen un "poder de protección"; algo que no funcionó para el exmatrimonio de Hollywood.