El póster oficial de la edición 2017 del festival de cine de Cannes provocó una oleada de críticas cuando se notó que la imagen de la actriz italiana Claudia Cardinale fue retocada para afinarle la cintura y las piernas. 

Cardinale, que hoy tiene 78 años, fue la elegida para el Festival con una foto de ella saltando sobre el techo de un edificio en Roma en 1959.

 

 

"Claudia Cardinale bajó un talle de vestir en un giro", ironizó el periódico francés Liberation, mientras que la revista Telerama criticó la imposición de esterotipos de belleza:  "Mientras el póster es magnifico, la fotografía fue claramente retocada para hacer las piernas más flacas. Qué lástima". 

 

 

 

 

 

Sin embargo, la propia Cardinale salió a bajar la escalada de críticas y aseguró,  en diálogo con The Huffington Post:  "La imagen fue retocada para exagerar los efectos de ligereza y transformarme en un personaje de ensueño". Y agregó: "Esta preocupación por el realismo no tiene sentido en este caso y, como feminista comprometida, no veo ninguna afrenta hacía el cuerpo de la mujer. Hay muchas cosas más importante para discutir en nuestro mundo. Es sólo cine".