En 2016, el presidente Mauricio Macri le brinó un espectáculo de tango en la cena de gala en honor a Barack y Michelle Obama que tuvo lugar en el Centro Cultural Kirchner, en el marco de la visita oficial del ex presidente estadounidense a la Argentina. La encargada de llevar a cabo el show estuvo en manos de Mora Godoy, una experta  en la materia.

Aquella velada tuvo, además, una sorpresa que recorrió todas las redes sociales: a pesar de la seguridad estricta del ex mandatario de Estados Unidos, Godoy se permitió saltarse el protocolo y luego de una presentación se animó a sacar a invitar a la pista a Obama.

Esa presentación para Godoy y su pareja de baile esa noche, José Lugones, fue un antes y un después en sus carreras en todos los sentidos posibles. La pareja tuvo que preparar una presentación para la gala una semana antes de que Obama llegara a la Argentina.

 

Obama bailó tango en la cena de honor

 

Y es que desde Casa Rosada le pidieron discreción. Eligieron un tango emblemático, "La Cumparsita", que mezclaron con una versión de tango electrónico. Luego de recibir una ovación de todos los comensales, comenzaron a sonar los acordes de "Por una cabeza".

Fue entonces que Mora se acercó a la mesa presidencial e invitó a Obama a seguirla mientras Lugones hacía lo propio con Michelle. De aquel momento que catapultó su fama internacional pasaron ya más de tres años y la artista reveló este miércoles que no solo le pagaron ni un centavo por sus servicios, sino que además perdió plata por bailar aquella vez con el ex mandatario.