Después del vaso de café que apareció sobre una mesa durante el festín en Invernalia tras haber ganado la batalla ante los 'white walkers', en el capítulo cuatro de Game Of Thrones, los productores de HBO volvieron a cometer otro descuido que el ojo de águila de los fans logró captar.

En esta oportunidad, en la entrega final de la serie más vista del mundo, algunos espectadores divisaron una botella de agua de plástico detrás de los pies del personaje Samwell Tarly, interpretado por John Bradley-West. El descuido no tardó en viralizarse a través de las redes.

 

 

 

El detrás de escena y la palabra de los protagonistas en el anteúltimo capítulo de Game Of Thrones

VIDEO RELACIONADO