El pasado domingo por la noche se llevó a cabo el campeonato mundial de 'Fortnite Battle Royal', en Nueva York, Estados Unidos, donde los mejores jugadores del mundo compitieron por quedarse con el primer puesto, en lo que fue un torneo que ofrece hasta 30.000.000 de dólares en premios.

La sorpresa de la noche fue Thiago "King" Lapp, el argentino de 13 años que logró posicionarse en el quinto puesto luego de matar de una manera espectacular a "Tfue", el jugador más conocido de Fortnite.

Un video que comenzó a circular en las redes mostró el emotivo encuentro del joven argentino con su padre tras coronarse como el quinto mejor jugador del mundo, lo que equivale a llevarse 950.000 dólares en premios.

 

El encuentro de King con su padre una vez finalizado el torneo

 

El campeón fue el estadounidense Kyle Giersdof, de 16 años, conocido bajo el apodo de "Bugha", que finalizó con nueve bajas en su última partida y se embolsó 3.000.000 de dólares.

 

 

 

Las nueve bajas de Bugha, el campeón en la Copa Mundial de Fortnite

Bugha campeón mundial de Fortnite