Tras su papel de Luis Miguel en la serie de Netflix, que causó sensación entre el público, Diego Boneta está en el país para grabar un comercial y sus seguidores no perdieron un minuto para sacarse una foto con él.

Además de su compromiso laboral, Boneta no se privó de nada: en sus momentos de ocio paseó, recorrió algunos lugares turísticos, festejó el cumpleaños del actor argentino César Bordón (quien hace de su manager en la ficción) y hasta paró en una heladería para probar un helado.

 

Foto: Ciudad Magazine