Kourtney Kardashian cumplió 40 años y como no podía ser de otra manera lo celebró a lo grande y a puro lujo con sus amigos y familiares.

 

 

 

Sin embargo, lo que más llamó la atención del evento fue cuando la mediática se dispuso a soplar las velitas, ya que en la torta se podía ver una enorme silueta comestible que reflejaba su cuerpo desnudo en una bañadera.

 

 

 

Amiga de la casa: Paris Hilton también estuvo presente en los festejos por el cumpleaños de Kourtney Kardashian