La destrucción de la industria nacional comenzó claramente durante la dictadura donde se denostaba todo lo que se fabricaba en el país.

El menemismo le dio otro gran golpe a la producción nacional con el tema de que era más barato importar que fabricar y el último gobierno liberal del macrismo le dio la estocada final a un mercado que ahora se transformó en fundamental y que podría haberle hecho ahorrar mucho dinero al país.

Pero cuando la última empresa que sobrevivía le fue a pedir ayuda al macrismo le respuesta fue que se reconvierta.

 

Argentina debe importar jeringas para las vacunas: cerraron 5 fábricas durante el gobierno de Macri