Una familia tipo porteña (dos adultos y dos menores) tuvo que desembolsar en diciembre casi 25.000 pesos para adquirir lo que llaman la Canasta Básica Total, pudiendo superar así la línea de pobreza y siempre y cuando sean propietarios.

Según el organismo de estadísticas de la Ciudad, la cifra exacta es de 24.865 pesos, que aumentó un 47,5 por ciento en doce meses, apenas por debajo de la inflación anual (47,6 por ciento) que publicó el Indec a nivel nacional.

Si pretendía superar la línea de indigencia, esa misma familia tipo habría tenido que desembolsar 12.237 pesos correspondientes a la Canasta Básica Alimentaria, de acuerdo a la Dirección General de Estadística y Censos de la CABA.

Dicha dependencia no hace referencia alguna a las miles de familias tipo porteñas que no son propietarias y que mensualmente deben afrontar un alquiler promedio (para un monoambiente, donde pueden caber bastante apretaditos) de 9.500 pesos.

Ni hablar si la intención es alquilar un dos ambientes, con 12.000 pesos promedio, o un tres ambientes, teniendo que pagar 17.200 pesos promedio, como para que los chicos tengan su propio dormitorio…

Qué dice un índice privado

 

Se necesitan $2.100 por día para no ser pobre