El presidente del Banco Credicoop ya había advertido en 2016 las preocupantes cifras de fuga que iban acompañando las de endeudamiento.

Tres años después y con cifras oficiales el presidente del Partido Solidario demostró que el gobierno no chocó la calesita sino que cumplió su cometido.