“La ley de Presupuesto para el 2021 debe ser el corazón de la estrategia económica para la recuperación, debemos construir una cultura más profunda de planear”, dijo Guzmán durante una visita a la provincia de Chaco, a donde llegó para acompañar la asunción del exjefe de Gabinete de la Secretaría de Hacienda, Santiago Agustín Pérez Pons, al frente del flamante Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura de la provincia. 

Allí, el titular del Palacio de Hacienda aseguró que la economía argentina "lleva cuatro meses en recuperación” y afirmó que el presupuesto nacional “debe ser el corazón de la estrategia" para el crecimiento.

Martín Guzmán destacó: “El Presupuesto debe ser en la Argentina el corazón de la estrategia económica para la recuperación y para sembrar condiciones para una estabilidad más permanente; debemos construir una cultura más profunda de planear y de cumplir con aquello que se planea”.

Y explicó que “el Presupuesto tiene como objetivo la recuperación inmediata y aumentar la capacidad productiva en un plazo mediano, para no chocar con restricciones”.

Jorge Capitanich on Twitter


Durante el acto desarrollado en la Casa de Gobierno, encabezado por el gobernador Jorge Capitanich, Guzmán dijo: “Hoy enfrentamos una situación distinta, con similitudes porque todavía está la pandemia que genera incertidumbre en todo el mundo, pero tenemos una economía que lleva cuatro meses en recuperación, una recuperación heterogénea, pero que cada día se va volviendo más sólida y que se pudo sostener de pie a pesar de mucho sufrimiento”.

Sobre la deuda externa

Guzmán reseñó: "A nivel nacional tuvimos que realizar una reestructuración. Necesitábamos redefinir compromisos que podamos cumplir, como dijo el Presidente (Alberto Fernández), y eso es lo que se hizo”.

“Se definieron criterios que fueron reconocidos a nivel mundial, que no podíamos cumplir esos compromisos en moneda extranjera. Estos lineamientos son los mismos que tienen que respetar las provincias si quieren resolver los problemas, y que sea sostenible en el tiempo”, acotó en referencia a los procesos de reestructuración que pusieron en marcha diversos distritos.

 

Guzmán también planteó que “hay que ir poniendo las cuentas fiscales en orden” lo que implica “que la economía o el sendero fiscal transite por un corredor relativamente estrecho en el cual se impulsa a la demanda agregada” y una recuperación de la recaudación.

Y concluyó: "Hemos reestructurado deudas insostenibles, y su sostenibilidad ahora buscamos fortalecer, pero al mismo tiempo intentamos reducir gradualmente de una forma consistente las necesidades de financiamiento por parte del Tesoro hacia el Banco Central”.