Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca on Twitter

 

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informó que las exportaciones de carne bovina a Estados Unidos crecieron entre enero y julio un 2325% interanual, alcanzando las 13.589,28 toneladas y un valor total de USD 65.922.457,34. El ingreso de divisas aumentó un 1.957%. 

El Ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Basterra, destacó “la tarea coordinada con los productores ganaderos, la cadena frigorífica y el Senasa, para que en plena pandemia la Argentina logre incrementar sus exportaciones y además abastecer la mesa de los argentinos”.

Y aseguró que: “Los niveles de exportaciones echan por tierra la falsa dicotomía que quisieron instalar entre salud y economía, gracias a la decisión del presidente Alberto Fernández de cuidar a todos los argentinos cuando se conocieron los primeros casos de coronavirus. No sólo salvamos miles de vidas, sino que además en estos meses pudimos cumplir con todos nuestros compromisos comerciales en el mercado interno y crecer en exportaciones”.

Por su parte el presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas, Daniel Urcia, explicó los motivos del crecimiento de la presencia de la carne argentina en el mercado norteamericano: “La crisis que tuvo la industria cárnica americana, la caída de valor que tuvieron las exportaciones nacionales a China, y los problemas con algunos puertos europeos en la primera parte del año, derivó en que algunos frigoríficos que tienen la habilitación para comercializar con Estados Unidos concretaran algunos negocios y por ese motivo el incremento de las ventas hacia ese mercado".

El ministro Basterra aseguró que: “Para nosotros es relevante la relación con el mercado de los Estados Unidos. Sobre la cuota de 20.000 toneladas que otorgó ese país a la Argentina para la carne vacuna, ha tenido el año pasado una baja cobertura, ya que se utilizó un poco más del 10% de la misma y es algo que nos pareció llamativo. Hay que desarrollar canales y estrategias que sean consistentes en el tiempo para posicionar un producto que está dentro del modelo de consumo norteamericano, y para eso ya hemos iniciado un diálogo con la cámara de importadores”.