Es, sin duda, una prueba más sobre la transferencia de recursos de abajo hacia arriba y el incremento de la desigualdad social que crece desde la llegada al gobierno de Mauricio Macri. 

Producción elevó este relevamiento, donde se remarca que "las ventas cayeron en todos los principales rubros", mientras que la clase alta pudo consumir un 3% más en lo que va del año y las clases populares lo hicieron un 7% menos.

Según publicó el portal a24.com, en junio el consumo cayó en promedio un 4% de forma interanual. Hasta los alimentos se vinieron abajo, con un 1%. Juguetería lo hizo en un 3% y curiosamente, joyas "solo" un 3%. Marroquinería (-7%), construcción (-6%) y calzados (-6%) son algunos de los rubros que encabezan el desplome.

Dividido por clases sociales, la "baja inferior" consumió un 7 por ciento menos que el mismo mes del año pasado. La denominada "clase baja superior" lo hizo en un 2%, mientras que la clase media pudo consumir un 3% más y la clase alta un 7%.

 

En Argentina se instala el malestar económico y cae el consumo