El primer dato preocupante que refleja el estudio del Observatorio del Derercho Social (ODS) es la pérdida de puestos de trabajo en blanco en el sector privado entre los meses noviembre y marzo "fue la peor desde el año 2009".

"Se trata de una retracción de 26.253 trabajadores frente a un incremento, en el mismo período del año anterior, de 83.839 trabajadores", indica el informe elaborado por la CTA Autónoma con los pocos datos oficiales que ya han salido a la luz.

 

Desde el Observatorio aclaran que la merma en el empleo es todavía mayor a la consignada y más cercana a otros informes no oficiales, pero que incluso con los datos que difunde el Gobierno ya es posible evaluar la gravedad de la situación.

El sector más afectado por la caída empleo "se registra en la industria de la construcción. De acuerdo a los datos brindados por el Ministerio de Trabajo (OEDE), entre noviembre y marzo se perdieron 47.374 puestos de trabajo. Por su parte, de acuerdo a los datos del Instituto de Estadísticas de la Industria de la Construcción (IERIC), en el primer trimestre de 2016 se registró la menor cantidad de obreros ocupados de la última década, con una caída interanual del 7,3%", destaca el informe. 

La pérdida de puestos se agrava con el crecimiento de las suspensiones laborales. "De acuerdo a datos provenientes del Ministerio de Trabajo (EIL), el primer trimestre fue el que registró más suspensiones en los últimos 10 años (desde que el MT releva esta variable)". 

 

 

 

 

Sobre la cantidad de desocupados el ODS destaca que en la Ciudad de Buenos Aires "pasó de 115.667 en el cuarto trimestre de 2015 a 142.117 en el primer trimestre de 2016. Es decir, un crecimiento de 26.450 desocupados tan solo en la ciudad. 

Las paritarias acordadas este año tampoco ayudan a mejorar el panorama, ya que la inflación y las subas de tarifas impactan en el poder adquisitivo.

En este sentido, desde la CTA señalan que la caída del salario en términos interanuales "llega a niveles del 10,4% en la Administración Pública Nacional, se encuentra en torno al 8,5% en actividades como la industria metalúrgica, el comercio y prensa y llega al 7% en la construcción".

Respecto del Salario Mínimo Vital y Móvil, que fija el piso salarial en blanco, "el deterioro en términos reales es, al mes de mayo, de un 9,7% en comparación con el mismo mes del año anterior", se indica.

Para el Observatorio, las medidas que tomó el gobierno de Mauricio Macri "agravan" todavía más la situación. En este sentido destacan que "el veto a la ley de emergencia ocupacional y los recientes incrementos en las tarifas de los servicios públicos, han tenido como consecuencia directa un impacto sobre las condiciones de vida del conjunto de los trabajadores."

Por todo ello, desde el informe del Observatorio alertan con preocupación que el inicio del 2016 ha sido el peor en materia laboral de última década y las expectativas no mejoran para los próximos meses. 

"Estamos frente al peor primer trimestre en materia laboral en más de 10 años, sin que existan señales contundentes de que dicho deterioro haya llegado a su fin", señalan desde la CTA.