La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), anunció que las ventas minoristas se desplomaron un 15,6% y cerca de un 85% de los comercios registraron una baja en sus ventas.

“En particular, esta caída es la más profunda del indicador desde que hay registros en 1998”, precisa el informe de la CAME donde no hay números positivos.

Basta con ver el lista de caídas: el crédito real en pesos un 13,4% anual, con fuertes bajas respecto a octubre en adelantos (-6,2%), documentos (-7%), hipotecarios (-1,2%), personales (-2,0%) y prendarios (-3,1%).

Desde la Confederación alertaron que “ni las promociones ni cuotas lograron despertar el ánimo de la gente, que se mantuvo extremadamente cauta”, al tiempo que se destacó que obedece al “elevado stock de deudas acumuladas con las tarjetas de crédito y las subas de intereses, que están provocando un fuerte desplazamiento de masa de dinero, que debería ir al consumo, al sistema financiero”.

Came descartó que se “aguarden mejoras para este mes de diciembre con un aumento de las ventas por las fiestas y los acuerdos entre comercios y tarjetas para dar facilidades de pago”.

 

 

Los datos privados también son alarmantes

Un informe del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala, señala que el consumo masivo de los argentinos cayó 9,6% en noviembre, respecto del mismo mes del año pasado.

Y que así, registró su sexto descenso consecutivo: “De esta manera el consumo continúa débil, afectado por la caída de los ingresos reales y las altas tasas de interés”

La serie sin estacionalidad arrojó una caída de -3,3% mensual en noviembre.

Cambiamos.