Alberto Fernández on Twitter

 

Luego de las reuniones de los equipos técnicos del Fondo con el ministro Martín Guzmán, el organismo internacional determinó que la deuda externa argentina no es sostenible y pidió una "contribución apreciable" de los acreedores privados, el presidente celebró esta decisión justamente con un art{iculo del diario que más militó que era imposible conseguir una quita. 

El FMI en su comunicado indicó que "...desde julio de 2019, el peso se ha depreciado en más del 40 por ciento, el riesgo soberano ha aumentado cerca de 1100 puntos básicos, las reservas internacionales han disminuido alrededor de U$S 20 mil millones y el PIB real se ha contraído más de lo que había sido proyectado" por lo que la deuda pública bruta aumentó a cerca de 90 por ciento del PIB a fines de 2019.

El reconocimiento por parte del Fondo alegró a Alberto Fernández, quien celebró a través de su Twitter que "el FMI reconozca la posición argentina respecto de los procesos de endeudamiento".

"Si todas las partes demuestran voluntad de acordar, podremos volver a crecer, honraremos nuestros compromisos y volveremos a tener una Argentina de pie"; aseguró el Presidente.

Tras la culminación de la cuarta revisión del Fondo sobre las cuentas nacionales, el organismo que dirige Kristalina Georgieva destacó la labor de la gestión de Alberto diciendo que "han implementado un conjunto de medidas para atacar la problemática de la pobreza y estabilizar la economía".

"Las reservas internacionales y el peso se han estabilizado con el apoyo de los controles de capital y el superávit comercial. La inflación y las expectativas de inflación han bajado en los últimos meses", concluyó el comunicado del FMI.

Martín Guzmán,adelantó que seguirán "dialogando estrechamente con el personal del FMI y sus autoridades, con el objetivo de profundizar una relación crecientemente constructiva, que tiene como fin alcanzar una resolución consistente de la crisis económica y social en la que está inmersa la Argentina".