Después de más de dos meses, el Barcelona volvió a los entrenamientos a la espera de que se reanude la Liga española el próximo 11 de junio y Lionel Messi ya empezó a hacer de las suyas.

Como se pudo observar en un video que compartió la cuenta oficial del club en las redes sociales, el argentino metió un golazo que hasta incluso dejó al arquero alemán Marc-André ter Stegen revolcándose por el piso.  

 

 

Primero recuperó la pelota con una extraordinaria barrida y después de una pared llegó al área a pura gambeta hasta que finalmente la picó para que la pelota acaricie la red.