Lio salió a distraerse con su mujer, Antonella, y varios amigos a uno de los boliches más top de Ibiza. 

Allí se mostraron bailando y pasando un momento grato, después de tantas presiones y competencias. La idea era disfrutar un rato. 

Incluso, a Messi se lo vio muy romántico con su mujer mientras Ozuna amenizaba la velada (uno de sus artistas favoritos).

 

 

Pero, en un momento de la noche, la cosa se puso tensa. Según los medios españoles, tuvo un altercado con un hombre que quiso pelear con él y casi todo termina en piñas.

Fue allí cuando el personal de seguridad que los cuidaba de cerca se llevó escoltado a La Pulga.