Si bien todavía no hay parte médico oficial, lo cierto es que el delantero se sometió a estudios para constatar el grado de la lesión, que resultó ser un desgarro de grado 1. De esta manera, no jugará los últimos dos partidos del semestre.

Como su contrato vence a fin de año y las elecciones en el club le pusieron un interrogante a su futuro, la lesión llega en el peor momento posible ya que podría despedirse de los hinchas sin jugar.

 

 

De no continuar en el 'Xeneize', su adiós de la Bombonera habría sido en el 5-1 ante Arsenal, con un gol incluido.

Así reaccionaron los hinchas en Twitter: