La estadounidense Serena Williams se convirtió hoy en la tenista con más títulos de Grand Slam de la Era Open al batir en la final del Abierto de Australia a su hermana Venus por 6-4 y 6-4 y alzar su grande número 23.

 

Serena, de 35 años, se colocó así con un Grand Slam más que la alemana Steffi Graf y se quedó a un suspiro de los 24 de la australiana Margaret Court, el récord histórico.

 

 

 

 

 

Siete veces campeona en Australia, Serena ganó además otros siete títulos en Wimbledon, seis US Open y tres Roland Garros. La primera de esas coronas llegó en 1999, hace casi 18 años.

 

La victoria sobre su hermana le garantizó además recuperar el primer puesto del ranking mundial, privilegio que perdió en septiembre de 2016.

 

La alemana Angelique Kerber, que no pudo defender con éxito el título en Melbourne, caerá al segundo puesto del escalafón.