En un partido sin grandes situaciones para resaltar, River con un gol de Mora de penal, ganó el encuentro.

En un primer tiempo donde hubo mayor manejo de la pelota por parte de Boca, Tévez perdió una oportunidad de gol a los 12 minutos. Dos minutos después Tobio en un saque de esquina también puso nerviosos a los millonarios.

Hacia el final de la primera parte, River recobró el orden y emparejó el encuentro. Recién a los 27 minutos, el equipo de Núñez mostró presencia en el arco de Boca.

A los 44 minutos, Nacho Fernández recibe un centro, desvía la pelota y por pocos centímetros no entra en el arco de Boca.

A los 79 minutos penal para River, Mora convierte el gol, luego de una falta ingenua de Palacios dentro del área.  River se queda así con el trofeo.

Como ocurrió hace una semana, la alegría volvió a ser del club de Nuñez, mientras que Rodolfo Arruabarrena continúa sin ganar ante rivales argentinos ya que solo cosechó una victoria de 4 partidos veraniegos (a Emelec 3 a 0).

Ahora, Arruabarrena afronta el deseo de los simpatizantes por conquistar la Copa Libertadores. Por lo expuesto y demostrado en enero, el camino será muy complicado.