Aunque parezca increíble Rafael Di Zeo y Mauro Martín, parecen estar trabajando para el club. Al menos eso pareció anoche cuando ambos barrabravas fueron vistos abriéndole camino al colectivo que trasladó a los jugadores desde la bombonera hasta Ezeiza para embarcarse rumbo a Madrid, donde disputarán la superfinal de la Copa Libertadores de América.

Rafael Di Zeo y Mauro Martín, comisarios históricos de La Doce, custodiaron al micro pero no llegaron hasta Ezeiza, donde sólo ingresaron los jugadores debido a un operativo ideado para frenar a los hinchas que quisieran ingresar al aeropuerto internacional.

 

ElCanciller.com on Twitter

 

Una vez en la autopista, camino a la terminal aérea, fueron apareciendo grupos de policías entre el micro y los hinchas que cerraron el paso a los fanáticos para abrirle camino al micro que trasladaba al plantel.

Durante buena parte del trayecto hubo insultos, escupidas y hasta piedras lanzadas contra los agentes desde los autos que marchaban casi a la par del colectivo. Las situaciones de mayor tensión se produjeron en los diferentes accesos y salidas, donde aparecían postas uniformadas que cerraban la circulación.

A mitad de camino, en medio de ese escenario potencialmente dantesco, un policía motorizado cayó de su moto y estuvo cerca de ser arrollado por el ómnibus.