En horas donde el foco de los medios casi por unanimidad se lo lleva la bochornosa final entre River y Boca, un ídolo del club 'xeneize' está en el ojo de la tormenta.

Mauricio Serna fue procesado por la Cámara Federal de San Martín en una causa por lavado de dinero a través de un emprendimiento inmobiliario en Pilar.

 

 

La medida también alcanza a María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín (cuyos nombres de pila son Victoria Henao Vallejos y Juan Pablo Escobar Henao), viuda e hijo de Pablo Escobar Gaviria, respectivamente. 

Además, por la misma causa permanece en arresto domiciliario el abogado y empresario Mateo Corvo Dolcet.

'Chicho' Serna y los demás imputados habrían lavado de dinero del narcotráfico a través de compraventa de inmuebles. El exfutbolista colombiano supuestamente le vendió a su compatriota José Piedrahita Ceballos -detenido actualmente en su país- una serie de propiedades a cambio de 650 mil dólares.

De acuerdo a la Cámara de San Martín, esta operación "le permitió a Piedrahita Ceballos la adquisición, quince días después, de acciones de la empresa Anexo Chile SA vinculada a los proyectos inmobiliarios de las empresas lideradas por Mateo Corvo Dolcet, por la suma de 1.100.000 dólares".

El narcotraficante colombiano, quien se presentaba como empresario ganadero, habría lavado en nuestro país más de dos millones de dólares derivados de la venta de drogas. Sin embargo, no sería juzgado aquí ya que no sólo está preso en Colombia sino que también es requerido por la Justicia de Estados Unidos. 

Ahora, el juez a cargo se encuentra analizando el material probatorio encontrado en los locales para definir el llamado a indagatoria del exjugador de Boca.