En el aeropuerto de Ezeiza, antes de subirse al avión que lo llevará a Rusia para unirse al Zenit, Wilmar Barrios tuvo un último contacto con la prensa argentina donde aprovechó para dejar un duro mensaje.

“La verdad es que siempre mantuve una línea desde que llegué, respetando a las personas. Me han puesto o me han cuestionado, se han dicho muchas cosas de mí. Di la ventaja y el pie para que haya personas que esperaban un paso en falso y aprovechar para cuestionarme. Estoy tranquilo porque las cosas las hice bien y con entusiasmo", descargó su bronca. 

"Había momentos en que leía cosas que no eran ciertas, meterles cosas a la gente que nunca fueron. Siempre me entregué al 100%, cuando no lo hice fue cuando no podía. Creo que muchos esperaban eso, que diera un paso en falso para agarrarse de eso, a esa gente le agradezco por la trascendencia importante. En todo este tiempo lo que pude hacer es trabajar para el equipo. Un partido que no salieron no va a borrar dos años y medio. Di todo en cada partido, en cada torneo”, agregó el colombiano sobre las críticas.

Su mensaje a los hinchas de Boca:

 

 

"Creo que en lo personal fue muy positivo desde que llegué, estoy muy agradecido con toda esta gente. El hincha que hace fuerza por esos colores, me apoyaron de la mejor manera desde que llegué. Uno quiere hacer cosas bien, espero si se da el día de mañana regresar”, aseguró Wilmar.

Y contó que podría haberse quedado:

 “Podía haber dado algo más. Hice la pretemporada pensando que si el club creía conveniente un pase se hacía o preparado para estos seis meses que venían. Se dio y va a ser importante. Estoy muy tranquilo por lo que hice y agradecido”. ¿Palo para la dirigencia? ¿Otro dolor de cabeza para los hinchas de Boca?