Desde su llegada, Almirón ganó solo cuatro de los 25 partidos que disputó, el equipo nunca mostró idea ni solidez y la dirigencia del club habría colmado su paciencia.

La excusa para rescindir el contrato del entrenador se dio con el episodio del aeropuerto, en el cual el DT discutió con un hincha que le recriminó por sus planteos.

 

 

No obstante, la dirigencia del 'Ciclón' quedó expuesta con su última determinación: reunir a la Comisión Directiva tras seis meses ¡para aprobar el contrato de Almirón! De esta manera, ahora tendrá todo en regla y la posibilidad de poder echarlo.

No sólo eso, sino que buscar que su indemnización sea hasta el último día que trabaje, y no hasta el final de su contrato -para ahorrarse mucho más dinero, que es lo que falta, está claro-.