El francés Eric Bautheac, jugador del Brisbane Roar del fútbol australiano, sorprendió al mundo luego de patear un extraño penal que terminó siendo un verdadero golazo.

Allí se puede ver como el mediocampista, de 31 años, toma carrera, amaga a patear fuerte y luego acaricia la pelota con sutileza para que vaya al ras del piso hacia el medio del arco. El arquero, que eligió el palo derecho, quedó desparramado por el suelo y, sin nada que hacer, vio como la pelota pasaba despacio por su otro costado.

"No sé si lo inventé yo o no, pero lo quise patear así y fue gol", dijo Beatheac al ser consultado por los medios una vez finalizado el partido.

 

 

 

Los diez penales más humillantes en la historia del fútbol

VIDEO RELACIONADO