Ricardo Centurión reapareció en escena con otro conflicto violento: el futbolista se quiso agarrar a las trompadas en la puerta del un boliche de la Costanera.

Testigos afirmaron que quiso acelerar su auto a pesar que dos jóvenes estaban parados frente al mismo. 

Centurión no se presentó a entrenar con los juveniles de Reserva en el entrenamiento de este miércoles. Veremos cómo sigue el caso. 

La polémica pelea con Coudet y su salida de Racing

 

El polémico gesto de Centurión a Coudet