Luego de la derrota en la final de  Roland Garros ante Rafael Nadal, Novak Djokovic se fue a Ibiza junto a sus amigos a festejar su despedida de soltero, cuando salieron a la luz las fotos nos damos cuenta que además de buen tenista el Serbio sabe divertirse de lo lindo.

El mismo tenista publicó las fotos en las redes sociales, en ellas se lo ve en una piscina junto a sus amigos y una particular invitada, una muñeca inflable, además no tuvo inconveniente en posar con una bikini a que algunos no nos animaríamos a usar. Djokovic sabe divertirse y hacer divertir.