Entre los 23 jugadores nombrados al principio, los tres finalistas más votados para el máximo premio del fútbol fueron Messi, Cristiano Ronaldo (un habitué de estas galas) y el francés Griezmann, delantero del Atlético de Madrid.

 

 

La sorpresa la dio justamente Griezmann, ya que dejó afuera de los finalistas al brasileño Neymar, quien ganó la medalla de oro olímpica en Río 2016.

Para Messi, quien ganó cinco Balones de Oro, se trata de la décima nominación al hilo entre los finalistas. El argentino brilló con los títulos de La Liga de España y la Copa del Rey, además de llegar con la selección argentina a la final de la Copa América Centenario en Estados Unidos.

 

 

Cristiano Ronaldo completó otro gran año coronado con la obtención de la Champions League, y además capitaneó a la selección de Portugal, que consiguió por primera vez en su historia el título de la Eurocopa.

Griezmann, en tanto, perdió las finales de Champions y Eurocopa, pero su temporada fue espectacular, y se encuentra entre los finalistas por primera vez en su carrera.