Muchos se acuerdan del día en que Maradona desobedeció al poder para ayudar a un joven. Cuando jugadaba en el Napoli de Italia, un joven de origen humilde necesitaba operarse y Maradona jugó un partido a beneficio para recaudar fondos. 

Lo cierto es que la FIFA se opinía a que el talentoso se expusiera a una lesión jugando en un terreno no preparado, pero él lo hizo igual. Hay pocas imágenes del día, quizás la más emocionante, es la de la corrida que termina en un golazo y toda la gente se acerca a saludarlo. 

Pero esa no fue la única vez que Diego tuvo gestos así. En 1995, Hernán Fonseca era el arquero de Unión de Santa Fe, pero un accidente de tránsito lo postró a una silla de ruedas. 

Y Maradona fue a jugar un partido a beneficio del deporitsta que a sus 20 años tenía que terminar la carrera de forma abrupta. Fonseca dice que todavía hoy no se olvida de lo que dijo Diego ese día:

Pomatti on Twitter
Diego Maradona en Totoras