El pasado domingo el mundo del fútbol se revolucionó con el increíble e histórico triunfo del humilde Pacífico de General Alvear, club del Federal B, sobre Estudiantes de La Plata. El club mendocino fue tapa en todos lados y gozó de su momento de fama.

Sin embargo,  sólo un par de días después bastaron para que tal victoria quedara salpicado luego de las declaraciones que realizó el defensor Federico Allende. El zaguero reveló que tuvo que recurrir a vieja maña desleal del fútbol que precisamente Estudiantes practicaba 50 años atrás. 

En diálogo con Radio Vorterix Córdoba, Allende admitió que pinchó con agujas a los delanteros del 'Pincha', en especial al colombiano Juan Otero, durante todo el partido de Copa Argentina.

"Te lo juro. Pobre negro Otero, lo maté. ¿Qué querés que haga? Se dio así, sabíamos que teníamos que ensuciar el partido porque al jugador de Primera no le gusta que le hagas tiempo, que le juegues sucio. El 'Negro' me debe haber odiado, pero el fútbol es así. (...) Tenía dos (agujas), una en la canillera y otra en la mano, apenas empezó", reconoció inocentemente el jugador semi-amateur.

 

 

Poco tiempo después, fue el propio Otero quien confirmó al programa radial 'Jogo Bonito' que los pinchazos de Allende fueron reales. El colombiano se quejó ante la terna arbitral y no le hicieron caso.

 

 

"Le dije varias veces al juez (Luis Álvarez) y no me prestó atención. El jugador de Pacífico tenía una aguja y me pinchó cuatro veces. Era como una aguja de coser, la tenía en la mano todo el tiempo. Me pinchaba la espalda. Gracias a Dios no me hizo daño. Espero un pedido de perdón, entiendo que se estaba jugando la vida, pero que lo haga jugando al fútbol. Yo no me esperaba esto", explicó el delantero del conjunto platense.