James Rodríguez está pasando por su peor momento desde su llegada al Real Madrid luego de un brillante Mundial en Brasil. Su rendimiento no es para nada bueno y no convence a Zinedine Zidane que cada vez lo tiene menos en cuenta, lo que hace pensar en que sus días en la 'Casa Blanca' están llegando a su fin.

 

Más allá de no ser el único culpable del mal momento que vive el Real Madrid, James es el apuntado por los hinchas por su falta de compromiso tanto dentro como afuera de la cancha. El último sábado, en el derby frente al Atlético de Madrid, el colombiano no cumplió con las tareas defensivas que le indicó el técnico francés y el gol del 'Colchonero' lo dejó en evidencia.

 

Pero las críticas también llegan por lo que hace fuera de la cancha. Es que la prensa madrileña informó que los referentes del plantel, liderados por el capitán Sergio Ramos, le llamaron la atención por haber concurrido al boliche Opium de Madrid luego de la derrota frente a los de Simeone.

 

De aquí a que termine la temporada, James estará a prueba y su futuro dependerá de que se termine su crisis. Tiene 24 años, contrato hasta 2020 y una cláusula de recisión de 500 millones de dólares. Su valor tentativo de mercado es de 80 millones. En caso de seguir a este nivel, entrará en la lista de transferibles.