Los chicos argentinos jugaron el primer tiempo ante los ecuatorianos con la comodidad de contar con una diferencia de gol que los consagraba campeones aún perdiendo por tres goles de diferencia (la puja era con Chile). Y Ecuador, por su parte, debía ganar por esa misma diferencia para eliminar a Perú y clasificarse al Mundial. Justo todo eso fue lo que ocurrió. 

 

 

Los de Aimar ganaban con gol de Matías Palacios, pero tuvieron una repentina relajación que los ecuatorianos aprovecharon para pasarlos literalmente "por arriba" sobre el final y marcarles cuatro goles en menos de 20 minutos.

Cabe destacar que el conjunto 'albiceleste' se mantenía con el arco invicto en este hexagonal final hasta la última fecha, ya que recién en esta jornada final perdió la imbatibilidad de su valla. 

Todas las situaciones descritas generaron un cóctel explosivo lleno de acusaciones de arreglo de partido y corrupción.

Juan Carlos Sandi, exjugador peruano y padre de Massimo Sandi, arquero de la Selección Sub 17 de Perú, se mostró furioso luego de la derrota de Argentina frente a Ecuador por 4-1, que le dio al elenco ganador la clasificación al Mundial de Brasil, dejando afuera a los peruanos. 

 

 

"Me dirigí al señor Tapia y le dije que el fútbol no se puede manchar de esta manera. Es una vergüenza lo que se vio hoy", contó enojado en una entrevista con Fox Sports. Ecuador necesitaba ganar por tres goles para clasificar y Argentina perdiendo por tres goles todavía era campeón.

"El año pasado Argentina clasificó al Mundial ganándole a Ecuador. ¿Qué ha sido esto? ¿Devolviendo un favor? Es vergonzoso. Al fútbol hay que dignificarlo", deslizó luego. "Hubo colegas peruanos que postearon cosas sobre Aimar, frases bonitas de él. Pero si acá hay algo turbio, Aimar no puede dirigir más", concluyó, muy caliente.